E-SPORTSNOTICIAS

Julián De Marco (Primate) “Si en 2024 hay una promoción, competiremos por un lugar en la LLA”

 

Por Nicolás Auger, Analista Jr de Marketing especializado en Esports y Videojuegos.

¿Cómo fueron tus comienzos los Esports? ¿En qué momento pudiste dar el salto para ser Director Deportivo y qué crees se necesita para ocupar dicho puesto?

Durante toda mi vida fui gamer y jugué en diferentes consolas. Siempre me atrajeron los juegos competitivos y también practicaba rugby, encontrando en ambos deportes una fuerte veta competitiva. Durante la pandemia, me vi obligado a dejar el deporte convencional y comencé a transmitir en Twitch vía Xbox, especialmente en juegos como Battlefront 2, Warzone y Fortnite. Durante ese tiempo, formé una comunidad llamada KFT, con la que creamos equipos para competir en juegos como Counter Strike, League of Legends, Fortnite, FIFA, etc.

Ese fue mi primer contacto con el mundo competitivo organizado, ya que anteriormente había competido por mi cuenta. A pesar de no haber jugado LoL antes, descubrí en él la competitividad que siempre buscaba y me enganché. Por lo tanto, me dediqué a estudiar el juego y adquirí conocimientos de manera natural porque me di cuenta que era el deporte que realmente me apasionaba.

Después de la pandemia, con la vuelta a la normalidad, los miembros de KFT siguieron sus actividades individuales y el equipo se disolvió. Algunos de los destacados que pasaron por el equipo, como Tinarg y Vico, continuaron en el mundo de los deportes electrónicos. Más tarde, me ofrecí en distintos lados como grupos de WhatsApp sin esperar remuneración y fui contactado por Delta Fox, donde estuve un tiempo y como todo en el tier 3, lamentablemente se terminó.

En mi continuo recorrido en el tier 3, publiqué en Twitter que estaba disponible como agente libre. Fui contactado por Ramón Vásquez Mansilla, el propietario de Primate. Él me ofreció un puesto como Manager General, explicando sus valores y deseos para el club. Le recomendé que comenzáramos con League of Legends y propuse a Kanaxi y Kaze como jugadores clave para el proyecto. A partir de ahí, montamos nuestra primera Gaming House, lo cual es poco común en el nivel 3.

Como Director Deportivo, es esencial estar preparado para los cambios y ser receptivo a ellos. Mi enfoque es constante, buscando formas de mejorar 24/7 y ganándome la confianza de las personas que trabajan conmigo. No me gusta decir que los miembros del staff y los jugadores trabajan “para” Primate, sino que decir que trabajan “con” Primate. Este sentido de pertenencia fomenta un mejor rendimiento, ya que el puesto de manager no tiene la mejor reputación en América Latina. Sin mencionar nombres, algunas personas hacen lo mínimo necesario, y si no demuestras que trabajas igual o más que ellos, perjudica la imagen del equipo.

¿Cómo funciona el manejo del equipo? ¿Cómo se hace para trabajar los egos y lograr que haya armonía en el team?

Al comienzo de cada Split, fijamos los objetivos tanto para el equipo como para la organización. Luego, me dedico a clarificar los roles de los jugadores y el personal, asegurando que todos comprendan que lugar tiene ocupa uno para evitar confusiones en el futuro. Es esencial saber qué piezas encajarán en el equipo, ya que no todas las personas son compatibles.

En este Split, contamos con jugadores como Kz, Bardito y Enga, que poseen personalidades más calmadas, con paciencia y la capacidad de ceder protagonismo, dejando la chispa en Buggax, un jugador experimentado, y en Shookz, una persona aguerrida que busca dominar a sus oponentes constantemente. En cuanto al entrenador, él es el líder del equipo y yo en este caso pasó a ser una herramienta para mejorar todo lo que nos rodea.

Todo esto se resume en la necesidad de establecer objetivos tanto individuales como grupales, una dirección que debemos seguir. Los conflictos son inevitables, lo importante es tener las herramientas para resolverlos, ya que la ausencia de conflictos es signo de una dictadura, y nosotros somos individuos con pensamientos y formas de vida diferentes.

¿Hoy en día sigue siendo rentable tener una Gaming House? ¿O es mejor una Gaming Office?

En primer lugar, es importante considerar el contexto socioeconómico de América Latina. Aquí, establecer una oficina es un desafío considerable, ya que no todos tienen el presupuesto necesario. Además, algunas personas que, por edad o porque viven con sus padres, no tienen las habilidades para manejarse de manera independiente; saber cocinar, usar el transporte público o manejar un lavarropas.

Realizar un cambio en un futuro cercano es complicado. Por ejemplo, clubes de renombre como River y Boca, aunque cuentan con oficinas, cuando traen a jóvenes talentos del interior los alojan en hoteles durante 4 meses, donde todas sus necesidades dependen del servicio del establecimiento.

Nuestra intención a futuro es establecer una oficina, ya que comprendemos que una casa no es la solución ideal y no parece funcionar. Sin embargo, debido a las razones mencionadas anteriormente, esta tarea resulta bastante complicada en el corto plazo.

¿Qué podemos esperar del 2024 de Primate?

Este fin de semana tenemos un evento sumamente importante para nosotros. En primer lugar, participaremos en la AGS con un equipo de Counter Strike, conformado por jugadores como Rox, Kun y el coach Sampa, quien ya ha trabajado con nosotros. Esta participación es exclusiva para este torneo, ya que nos buscaron para que los representemos debido a que conocen los valores que Primate aprecia en los jugadores y cómo trabajamos.

Además, tenemos un último compromiso deportivo, que es la final contra Saprissa Esports. En cuanto al 2024, en caso de que haya una promoción relegación, Primate competirá por un lugar en la LLA. Si no hay promoción este año, nos beneficiará para fortalecer nuestra comprensión del tier 2. Nuestra intención es mantener el plantel actual, ya que consideramos que son los mejores en la categoría tier 2, lo que nos permitirá llegar mucho mejor preparados para la promoción o relegación el próximo año.