E-SPORTSNOTICIAS

Fans de Karmine Corp Lanzan Boicot a la LEC: ¿Un Grito por Reconocimiento?

Por Nicolás Auger, Analista de Marketing y Publicidad Digital especializado en eSports y Videojuegos

En un movimiento que ha sacudido las redes, los seguidores más apasionados de Karmine Corp, conocidos como LeBlueWall, han alzado su voz en un comunicado contundente, exigiendo un trato justo y respetuoso por parte de la LEC (Liga Europea de eSports). Este grupo, caracterizado por su ferviente apoyo al equipo francés, ha optado por un boicot a la competición europea en protesta por lo que consideran un tratamiento injusto hacia ellos y sus compañeros aficionados.

La protesta, liderada por este colectivo ultra pacífico, pero devoto, ha surgido como respuesta a lo que describen como una serie de incidentes de desconsideración por parte de Riot Games, la entidad responsable de la gestión de la LEC. Principalmente, señalan situaciones en las que los aficionados de Karmine Corp fueron reprendidos por animar en el estudio de la LEC, debido al ruido que generaban, en un espacio que consideran demasiado reducido para expresar su entusiasmo mediante cánticos y algarabía.

La asociación LeBlueWall ha declarado oficialmente un boicot a todos los eventos de la LEC hasta que se garantice un trato adecuado a los seguidores del equipo. Además, han instado a sus seguidores a abstenerse de asistir a los estudios de la LEC y a no seguir los partidos que no involucren a Karmine Corp.

A pesar de la falta de logros deportivos notables hasta la fecha, la permanencia de Karmine Corp en la LEC ha suscitado esperanzas entre sus seguidores más acérrimos de que algún día el equipo obtenga un título. Sin embargo, para estos fervientes aficionados, lo primordial es recibir el respeto y la consideración que merecen por parte de la organización.

Se espera que este movimiento de protesta, respaldado por varias organizaciones de seguidores de Karmine Corp, genere un diálogo constructivo con Riot Games en busca de una solución que satisfaga a ambas partes. No obstante, hasta que la liga no encuentre un espacio más amplio para sus eventos, es poco probable que se resuelva completamente esta disputa entre los fanáticos y los organizadores.